viernes 03 de diciembre de 2021 - Edición Nº2080
Observador Press » Arte y Cultura » 11 dic 2018

DESMITIFICANDO SU ORIGEN

DÍA DEL TANGO

Hoy 11 de diciembre es el Día Nacional del Tango. Se instituyó con el objetivo de destacar la importancia del tango en la cultura argentina y en homenaje a la fecha de nacimiento del cantante de tangos CARLOS GARDEL (1890 o 1887) y del director de orquesta JULIO DE CARO (1899), por iniciativa de BEN MOLAR, con el apoyo de varias entidades.


Por:
Ruben Luciano Vergara

SOBRE SU ORIGEN:
En un interesante libro de María Julia CAROZZI, titulado “AQUÍ SE BAILA EL TANGO (Una etnografía de las milongas porteñas), desmitifica tradicionales posturas en escritos académicos y libros que hacen referencia que en el origen y conformación del tango, aparecen las prostitutas, "milonguitas" y bailarinas de cabaret. Es decir, PROSTITUTAS Y CAFISHIOS APARECEN COMO LOS PROTAGONISTAS casi excluyentes DEL ORIGEN DEL BAILE.
CAROZZi dice que en esos libros “NO SE CONSIGNAN LOS BAILES EN CONVENTILLO, CLUBES Y CONFITERÍAS DE BUENOS AIRES”
Comprobó que el “éxito del tango en Europa (guión histórico lineal sobre el que las ciencias sociales insisten una y otra vez), significó la INVISIBILIZACIÓN de muchos de los contextos en los que, a lo largo del S. XX, se bailó el Tango en Buenos Aires.
SEGÚN ESA LITERATURA DE CIENTÍFICOS SOCIALES, en la década de 1910, después de la EXPORTACIÓN DEL BAILE A EUROPA, vuelve a los SALONES PORTEÑOS DE CLASE ALTA, ya blanqueado, domesticado o "adecentado", alejándolo de su origen prostibulario y marginal (en ocasiones negro).
En contraste con esta postura María Julia CAROZZI, PONE DE RELIEVE en el libro aludido, la existencia de PROCESOS LOCALES que hicieron posible, acompañaron, y fueron desencadenados por la difusión de la práctica del baile en Buenos Aires. O sea, se identifican otros escenarios para el tango.
En el libro de Lamas y Binda (1998), titulado “El Tango en la sociedad porteña 1880-1920”, sobre la base de abundante documentación, afirman que al tango, a fines del S. XIX y principios del XX (antes de que llegue a Francia), se lo podía escuchar en establecimientos gastronómicos respetables en el centro de la ciudad y las personas que componían los sectores populares lo bailaba en teatros, fiestas religiosas, salones, lugares difícilmente asociados al ejercicio de la prostitución. Los autores muestran, también, que en los registros de visitas a burdeles porteños no hay ninguna referencia a que allí se estuviera bailando tango.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO: